La Llamada del Corazón


Te invitamos a participar en esta gran aventura: el nacimiento de una nueva forma de vida en com-unidad.
Somos un grupo de seis adultos y un bebe que han respondido a la llamada del corazón de estar al servicio de la Madre Tierra y el resto de la creación.
(Encontrarás más acerca de cada uno de nosotros en nuestros perfiles individuales en Guerreros del Corazón)

Nos gustaría enfatizar que no nos basamos en ninguna religión, secta, credo o forma de espiritualidad de la Nueva Era. Asimismo, queremos destacar que no existe entre nosotros la figura de guru, maestro, líder o mentor. Todos somos iguales, y como iguales vamos a dar vida a este proyecto de Unidad.

El desarrollo de los acontecimientos que a diario se suceden en el mundo es prueba irrefutable de que nos encontramos ante una transformación radical en el planeta.
El viejo paradigma de avaricia y consumismo incontrolado, alimentado por el “Complejo Tecno-Farma-Militar-Industrial-Religioso”, y respaldado por el sistema bancario que opera dentro de una política abierta de “atraco a mano armada”, esta llegando a su fin.
Ahora sí, la creación de una nueva forma de vida en el planeta depende de nosotros.

Somos unidades individuales de una misma conciencia universal, y funcionamos como células de un mismo cuerpo: el de la Madre Tierra. Todo lo que hacemos, y cómo lo hacemos, afecta directamente al bienestar del Planeta. Es hora de unirse y transformar el servicio a uno mismo en servicio al Todo.

Pachamama es una palabra de los Incas que significa Madre Tierra, y es la que elegimos para referirnos a ella. Debido al consumismo incontrolado y la avaricia insaciable del ser humano, el mundo gira ahora en forma de espiral hacia un gran desastre para la Humanidad.

Cada día, 120 especies animales se extinguen en el mundo. Cada año, 20,4 millones de hectáreas de selva son destruidas. Estamos contaminando nuestros océanos y el medio ambiente a un ritmo sin precedentes.

Tratamos a Pachamama como a un pedazo de barro sin vida, que está ahí para que nosotros la usemos a nuestro antojo. Desgraciadamente, ese es también el tipo de actitud que muchos hombres de nuestra sociedad tienen hacia las mujeres.

Pachamama es una entidad viva e inteligente, que siente, y que nos ama y nos mantiene. ¡No te equivoques! Pachamama siente el dolor que le estamos causando.
Y nosotros, los seres humanos, habremos de recoger sin duda los frutos de nuestra explotación e indiferencia hacia ella: Pachamama tendrá, sin más remedio, que acabar con nosotros, tal y como nosotros haríamos con un cancer maligno. Es hora de despertar y ser el cambio que queremos ver.
Este es, sin duda, el regreso del poder divino de la feminidad, denigrado por el poder del insaciable ego masculino, repleto de conocimientos pero carente de sabiduría.

La Llamada del corazón es un apelo al equilibrio, para que pueda reinar de nuevo en este maravilloso planeta de posibilidades.